Zumo de apio, canónigos, alga dulse, ajo, té negro y aceite de oliva

56.6 kcal Color:

Elaboración

Introducir los canónigos, el ajo y el apio dentro de la licuadora, previamente troceados para facilitar la extracción de los jugos.

Mezclar el resultado enérgicamente junto con el alga dulse, el té y el aceite de oliva hasta obtener un producto homogéneo.

Cantidades:
115g

Beneficios

  1. Antioxidante
    – La acción antioxidante del aceite de oliva, radica en su contenido en vitamina E.
  2. Cardiosaludable
    – Ya en 1995 la Dra.Valentina Ruiz-Gutiérrez, de el Instituto de la Grasa de Sevilla demostró la estrecha relación entre aceite de oliva virgen extra sus efectos positivos sobre la tensión arterial.
    – El ajo contiene un compuesto azufrado llamado alicina, que además de darle el sabor y olor tan característico le confiere beneficios para nuestro corazón, ya que hace nuestra sangre más fluida evitando la formación de trombos.
    – El apio contiene un aceite esencial llamado apiol, con una acción vasodilatadora, ayudando a mejorar la circulación de la sangre.
  3. Bueno para la piel
    – Los canónigos son unas plantas con una alta concentración de vitaminas, como la C, B6, E, ácido fólico y b-caroteno o provitmina A, las cuales se encargan entre otras funciones en mantener la piel joven y sana, estimulando además la producción de colágeno, componente importantísimo en la piel.
    – El apio contiene pequeñas cantidades de furanocumarinas biológicamente activas como los psoralenos, sustancias químicas que pueden provocar una mayor sensibilización de la piel a la luz solar en personas predispuestas. Estos componentes protegen la piel en caso de psoriasis y eccemas.
  4. Inmunologico
    – El ajo tiene propiedades antibacterianas y antivirales, por ello, favorece la curación de infecciones e incrementa las defensas inmunológicas. Según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, en Estados Unidos, el consumo de ajo de forma regular reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.
    – Las evidencias científicas apuntan a que un consumo habitual de té puede ser beneficioso a nivel cardiovascular, según se desprende de un estudio llevado por Investigadores del Departamento de Nutrición y Dietética del King’s College de Londres.

Cuadro nutricional

Energía y nutritientes por ración (g)

Energía (kcal) 56,6 Minerales Vitaminas
Proteína (g) 0,15 Calcio (mg) 3,4 Vitamina B1 (mg) 0,0065
Hidratos de C (g) 0,34 Hierro (mg) 0,09 Vitamina B2 (mg) 0,0066
Fibra dietética (g) 0,14 Yodo (g) 0,27 Eq. Niacina (mg) 0,075
Grasa total (g) 6 Magnesio (mg) 1 Vitamina B6 (mg) 0,0084
AGS (g) 0,88 Zinc (mg) 0,028 Acido Fólico (µg) 2,8
AGM (g) 4,3 Selenio (g) 0,14 Vitamina B12 (µg)
AGP (g) 0,63 Sodio (mg) 2 Vitamina C (mg) 1,2
AGP/AGS 0,72 Potasio (mg) 24,9 Retinol (µg) 0
[AGP+AGM]/AGS 5,6 Fósforo (mg) 3,5 Carotenos (µg) 83,8
Colesterol (mg) 0 Vit. A: Eq. Retinol (µg) 14
Agua (g) 109 Vitamina D (µg) 0
Alcohol (g) 0 Vitamina E (mg) 0,77

AG = ácidos grasos