¡STOP a la celulitis! Descubre cómo combatirla con las frutas de temporada

29 de mayo 2018

Más allá de cremas y productos específicos, en la frutería podemos encontrar unas excelentes aliadas naturales para combatir la celulitis y la piel de naranja.  

Las piezas de esta temporada son perfectas para ello, pues muchas de ellas son ricas en potasio y bajas en sodio y su composición de minerales ayuda a disminuir la retención de líquidos y volver a equilibrar el líquido intracelular y extracelular.

Además, las frutas de verano son más ricas en agua, lo que nos ayudan a tener una correcta hidratación, aportan fibra, tienen efecto saciante y mejoran el tránsito intestinal, propiedades necesarias para disminuir los procesos inflamatorios.

Lo bueno es que podemos tomar todas estas frutas combinadas en zumos, por lo que no hay excusas para no consumirlas a lo largo del día: en el trabajo, la piscina o la playa, e incluso disfrutando con los amigos en una terraza.

Pero, ¿cuáles son las que más pueden ayudarte?

La sandía y el melón. Son las más solicitadas en veranos porque además de estar buenísimas tienen propiedades diuréticas debido a la cantidad de agua que contienen, por lo que nos ayudarán a evitar la retención de líquidos.  La sandía contiene abundante cantidad de vitamina C, por lo que es un poderoso antioxidante, y licopeno, con propiedades anti-inflamatorias.

Piña. Su contenido en enzimas facilita la digestión de las proteínas y mejora los procesos digestivos. Además, tiene propiedades antiinflamatorias. Las frutas ricas en propiedades antinflamatorias nos facilitarán la eliminación de líquidos y toxinas.

Plátano, albaricoque o pera. Su alto contenido en potasio ayuda a prevenir la retención de líquidos y mejora la circulación.

Melocotón. Es otra de las grandes frutas del verano y tiene un gran poder saciante, además de tener pocas calorías, facilitar la eliminación de sustancias de desecho y aportar potasio, que trabaja junto con el sodio para mantener el balance del agua en el cuerpo.

El kiwi. Tiene vitaminas C y E, por lo que es un buen antioxidante, y propiedades diuréticas y laxantes por su contenido en fibra.

Cerezas. No tienen prácticamente grasas ni sodio y tienen pocas calorías. Además son depurativas y diuréticas.