Siempre es buen momento para cuidar la salud de tu boca

03 de julio 2018

Más allá de la buena higiene y de las revisiones periódicas con los profesionales de la ortodoncia, una buena alimentación se puede convertir en un aliado más en el cuidado y salud de tu boca.

Determinados alimentos ayudan a limpiar la boca de bacterias perjudiciales para nuestros dientes, encías o incluso lengua, por lo que no está de más conocerlos e integrarlos en nuestra dieta habitual para ahorrarse sustos, molestias e incluso alguna dolorosa factura imprevista.

El primero de estos alimentos que protegen la boca es la leche y todos sus derivados. Ricos en calcio, refuerzan el esmalte de los dientes, lo que favorece su resistencia y protección ante agresiones en forma de bacterias o azúcares.

En el ámbito de las frutas y verduras, la manzana es la más conocida aliada en la salud bucodental, pero también la zanahoria y el apio nos pueden ser de ayuda, ya que ayudan a eliminar la placa bacteriana y la producción de saliva.

Prevenir la pigmentación de los dientes también es una forma de protegerlos, por lo que el consumo de alimentos con colores claros o blancos directamente es una buena idea en este sentido. Así, destaca el arroz blanco, las carnes como el pollo o la mayoría de pescados.

La fibra presente en muchos cereales y legumbres también son de mucha utilidad, puesto que al requerir un mayor esfuerzo salival promueven la protección de la flora bucal. Los frutos secos también ayudan, ya que su alto componente en magnesio refuerza la estructura de los dientes y los ayuda a combatir agresiones externas.

Por el contrario, es también importante tener en cuenta aquellos productos o alimentos que perjudican nuestra salud bucodental. En este grupo encontramos los cariogénicos (los que ayudan a la aparición de caries), como las golosinas, las patatas fritas, el café o los hidratos de carbono complejos; los que ayudan a la erosión de los dientes, como refrescos o alimentos ácidos; y los que tintan, como el vino, los tés rojos y negros, la remolacha o determinadas salsas como la soja.