Cambia tus desayunos

18 de octubre 2016

Cuando empezamos a llevar a cabo los nuevos propósitos y nuestro objetivo de vida saludable nos encontramos con la eterna disputa: desayuno si o desayuno no. Y aunque casi todos son partidarios de los desayunos completos, hay quien predica con aquello de aguanta sin comer hasta que te desmayes de hambre. Vale, exagero un poco en este punto, pero si que es verdad que hay expertos que dicen que mejor esperar hasta que entre el hambre, que desayunar nada más levantarte como rutina.

El desayuno temprano o el que va sujeto al apetito no es tan sencillo como dicta la teoría y depende del ritmo de vida de cada uno. La persona media se levanta temprano y tiene que desplazarse a su trabajo para empezar a las 8 o a las 9 de la mañana, sentarse en la oficina o atender al público. Es significa que antes de llegar a trabajar tienes que haber desayunado. Pero, ¿es necesario hacerlo a las 7 de la mañana?

Hace poco escuché una charla sobre el ayuno nocturno, que no es más que dejar a nuestro cuerpo descansar cuantas más horas mejor durante la noche. Es decir, cenar pronto, no más tarde de las 21 horas y aguantar el máximo posible hasta desayunar, es decir, si es a las 9 de la mañana, mejor que a las 8. De este modo hemos dejado a nuestro cuerpo descansar de alimentos durante alrededor de 12 horas. Durante este periodo el cuerpo no está recibiendo alimentos, se está regenerando, está descansando y, al mismo tiempo, está dejando funcionar partes de los órganos que normalmente están ocupados con la digestión.

Freshly blended fruit smoothies of various colors and tastes in glass jars. Yellow, red, green. Turquoise blue background

Freshly blended fruit smoothies of various colors and tastes in glass jars. Yellow, red, green. Turquoise blue background

Si conseguimos este punto vamos con el siguiente, ¿qué tal si tras el ayuno nocturno sustituimos el desayuno por un zumo de frutas y verduras? Lo que hacemos así es darle a nuestro cuerpo una buena ración de vitaminas y minerales e incluso de proteínas vegetales si el zumo lleva semillas como la chia o germinados como la alfalfa. Empezar el día con una buena ración de alimentos sanos no solo nos llenará de energía, sino que también nos saciará hasta la siguiente comida.

Y hablando de zumos llega el momento en el que muchos dan por finalizada la lectura y dicen aquello de: yo por la mañana no tengo tiempo de ponerme a pelar fruta. Pues hoy os doy soluciones:

  • Pela la fruta, córtala y déjala en el congelador. Con un día a la semana de trabajo de campo, tiene cinco días de ricos y rápidos smoothies
  • Apúntate a los nuevos Vieggies de Zumosol, tienes tres sabores donde elegir y condensan una gran cantidad de frutas y verdurás. Además están bunísimos.

VEGGIES

Conclusión, el lugar de desayunar unas tostadas deprisa y corriendo a las 7 de la mañana, sal de casa con tu zumo natural y aguanta cuanto puedas hasta tomártelo.

Y ahora, ¿cuál es tu excusa?