Prácticar yoga en pareja

09 de junio 2017

La práctica del yoga es una práctica individual donde no existe la competencia con el compañero, ni donde se exige más al cuerpo de lo que es posible realizar. Cada uno tiene su proceso y su desarrollo. La práctica de yoga en pareja es también un reto individual, aunque sobre todo una práctica que fortalece el vínculo entre la pareja y como en el baile, la pareja tiende a la unidad.

Desde la tradición de Kundalini Yoga, practicar yoga en pareja es una proceso para unificar las polaridades de energía entre los miembros y una de las formas más profundas de fortalecer una relación.

Esta práctica se denominan Kriyas de Venus y se realizan con un máximo de 3 minutos cada una de ellas.

Te proponemos tres Kriyas de Venus para practicar en pareja.

  1. Tocar las puntas de los dedos. 

Sentados en postura de roca, sobre los talones y con las rodillas juntas. Levanta los brazos un ángulo de 60º frente a tu pareja y tocaros las yemas de vuestros dedos. Mira fijamente a los ojos de tu pareja y proyecta amor. Sostén durante 3 minutos respirando largo y profundo.

  1. Flexiones de Venus sobre la espalda. 

Siéntate de espaldas uno a otro con las piernas en postura yóguica. Inhala, exhala y póstrate hacia abajo mientras tu pareja se arquea y se relaja sobre tu espalda. Inhala y conforme exhalas inviertes la posición. Esta postura ayuda a relajar la espalda y la cadera, a la vez que establece una conexión de confianza

  1. Triángulo de Venus

Colócate en la postura de triángulo o perro bocabajo de tal manera que vuestros talones se toquen y por medio de tus piernas mira a los ojos de tu pareja y sostén la postura. Esta postura tiene el poder de terminar con las discusiones.

Perro boca abajo

Los beneficios de practicar yoga en pareja son:

– Aumentar la confianza en el otro.

– Reconocer las debilidades.

– Permitir apoyarte en el otro.

– Retroalimentación mutua.

Plantéaselo a tu pareja y encuentra otra forma de conectar y fortalecer vuestro vínculo.