Meriendas divertidas y sanas para que los peques lleven al nuevo curso

04 de septiembre 2017

Es una de las comidas más importantes para los más pequeños de la casa y hacerla divertida y poco monótona es necesario para que la mantengan en la adolescencia y en la etapa adulta, pues debemos recordar que lo mejor es realizar 5 comidas al día.

En ellas debe existir todo tipo de alimentos. El tentempié o merienda es lo más complicado, pues normalmente nos pilla fuera de casa y sin demasiado tiempo para disfrutarla. Por ello, debe ser algo fácil y sencillo no sólo de preparar sino de tomar.

Os dejamos algunas ideas:

  • Zumos: es lo más fácil, nutritivo y sano. Además existe tanta variedad que nunca se cansarán del mismo sabor. De frutas o verdura es el mejor alimento para que los peques y el más fácil para los mayores.
  • Barras de cereales: hay decenas de variedades y la mayoría de ellas son de lo más sanas. Vigila aquellas que contienen una gran cantidad de azúcar y grasas escondidos en productos ‘sanos’.
  • Fruta cortada: ayudar a los peques cortando la fruta ayudará a que les resulte más fácil tomarla y pongan menos excusas a la hora de comerla. Además podrás mezclar diferentes tipos de fruta y hacerla más atractiva con colores y texturas diferentes.
  • Verdura en tamaño mini: son lo más para los adultos pero también para los más peques. Ya existen en nuestros supermercados packs de mini zanahorias o mini pepinos para llevar a cualquier sitio y que cuestan menos de 2 euros.
  • Yogur: Líquido, con fruta, con cereales, con miel, con mermeladas… la variedad es tan amplia que durante meses podrán merendar lo mismo pero de diferentes formas.  
  • Wraps enrollados de jamón y queso: para cambiar el típico bocata o sándwich, ofréceles nuevos tipos de pan que además podrán ser más sanos.  
  • Brochetas de tomate cherry y queso de burgos: les parecerá de los más divertido y súper sano. Añádele una salsa de pesto para que tenga más sabor.

shutterstock_691889026

etiquetas