Dulces y fresquitas recetas con yogurt griego

08 de junio 2017

Está claro que a nadie le amarga un dulce, y si además es sano, pues mejor aún. Aprovechando que el buen tiempo parece que llega para quedarse, os traemos unas ricas, dulces y fresquitas recetas con yogurt griego como base. Mejor que compréis el que no está azucarado, ya veremos cómo le añadimos el toque dulce.

Polo de fresa:

Compra el molde alargado de polo y los palitos de madera y prepárate para el helado más healthy. Necesitas 250 gramos de fresas y entre dos y tres yogures.

Coge dos tercios de las fresas y pásalas por la batidora. Las otras córtalas en rodajas finitas.

Prepara tres bowls, en uno mezcla el yogurt griego con la fresa triturada, en otro lo mismo pero poniendo menos fresa para que quede más clarito. En el tercero solo habrá yogurt. Introduce la mezcla en el molde poniendo un poquito de cada bowl y metiendo dos o tres rodajitas de fresa. Déjalo en el congelador un par de horas y a disfrutar!

Por supuesto puedes hacerlo con fresas, mango, kiwi o tu fruta preferida. 

 

yogurt griego:

 

Cubitos de granada:

empieza sacando todo el fruto de la granada y dejándolo bien limpio. Después mézclalo con un par de yogures griegos y una cucharadita de azúcar glass. Ponlo todo junto en un recipiente hasta conseguir una mezcla y ponlo en los cubitos de hielo cuadrados que tienes siempre en el congelador. El resultado te va a sorprender mucho y, por supuesto, puedes hacerlo con muchas frutas.

 

Frozen Yogurt griego y de la granada Bites:

 

Bocaditos de fresa: 

Corta las fresas en dos mitades y báñalas en yogurt. Después simplemente ponlas sobre papel del horno en una superficie rígida y mételas en el congelador unas horas. ¿Se te ocurre un postre más sencillo y sano?

 

Sumergir las fresas partidas en dos (o enteras) en yogur de vainilla (griego podría ser mejor, porque es más grueso), a continuación, poner en una bandeja forrada con papel encerado y poner a congelar. Voila: fresas cubiertas de yogur!:

 

Imágenes: 1, 2, 3