Alternativas al café

17 de abril 2017

El café es una de las bebidas con más adeptos en todo el mundo, y después del agua, es la segunda bebida más consumida en el planeta. ¿Por qué esta pasión por el café? Pues por una cuestión genética. A pesar de ello, según los estudios, cada persona metaboliza la cafeína de una manera diferente. Hay personas que lo metabolizan muy rápido y en cambio hay otras que al consumirlo pueden sufrir insomnio e incluso taquicardias. Para las segundas, existen alternativas al café mucho más saludables e igual de estimulantes que también son aptas para mujeres embarazadas.

4 alternativas al café:

Bodegón Veggies

Café de achicoria. Aunque parezca mentira, hubo una época en la que tomar café era todo un lujo. Por eso, mucha gente se tenía que conformar con el café de achicoria, que destaca por sus virtudes medicinales y su sabor amargo es lo más similar al café.

Zumos de frutas y vegetales. Otra de las interesantes alternativas al café son los zumos. Las frutas y verduras contienen muchos nutrientes que nos cargarán de energía cada mañana. Otra de las propiedades de los zumos, además de las vitaminas, es que son muy saciantes. Las combinación de frutas y verduras son infinitas. Se pueden preparar en casa con una licuadora u optar por zumos ya preparados como los Veggies de Zumosol.

Te chai. Las infusiones chai, características de la India, combinan especias aromáticas: canela de Ceylán, pimienta, clavo, jengibre y anís estrellado. Estas infusiones tienen propiedades estimulantes y reconfortantes, aportan energía y mejoran la circulación. Además, permiten su combinación con leche u otras bebidas vegetales.

El cacao. El chocolate es un alimento con infinidad de beneficios para la salud. Un buen chocolate a la taza será otra de las alternativas perfectas al café, siempre y cuando se tome con moderación.